10.23.2014

Crisis


Como lo indica mi breve biografía, soy venezolana, y si prenden la tele o la radio al menos una vez al mes seguro verán y escucharan sobre la particular situación por la que atraviesa este (resilente) país. Pero como no quiero expandir la larga y triste red de todos los aspectos que achacan a Venezuela, trataré de centrarme en uno muy especifico y que concierne al entorno desde el cual escribo: la crisis de las bloggers, en especifico en las fashion bloggers, casilla en donde muchas a lo largo y ancho del país se ha visto sacudida por la falta de productos y los ridículos sueldos. Se que no soy la mas estilosa o popular, pero estoy aquí y tengo cosas que decir.

Yo sé, tu sabes que hay temas muchos más grandes, como la educación, la seguridad, la medicina, la vivienda, la comida, todo, TODO se cae a pedazos en esta tierra, pero como dije más arriba, zapatero a su zapato, quiero dar mi opinión sobre un tema en especial.

La idea de este post surgió esta noche en la que me encontraba revisando mi tiendita online, y revisaba las tiendas de otras personas, también hace un par de días me di una vuelta por algunos centros comerciales para tener una idea sobre lo que hay en las tiendas y los precios, ya la navidad esta pisándonos los talones y quise comenzar a buscar algunos regalos que quiero hacerle a la gente que quiero y ver que me hace falta en mi guardarropa para actualizarlo. No sé si es porque (y no estoy exagerando) hace más de un año que no voy a una boutique a comprar ropa, todo gracias a la lamentable situación de saqueos y hechos bastante desagradables que se presentaron más o menos por estas épocas del año pasado, todo fue tan terrible que decidí no comprar ni un par de medias, nada, no estaba  (ni estoy) dispuesta a aceptar semejante maltrato a mi dignidad como persona y someterme a colas y maltratos por un par de zapatos, no creo que nadie, NADIE  sea merecedor de pasar por una situación así, con todo lo que el venezolano trabaja y todo el esfuerzo que hace para obtener su sueldo, no es justo además someterlo a tal maltrato.

Y bien, un año y después decidí abrir una tienda online en la cual vender todas esas prendas que perdí y que no encontré ajustarlas (si conocen Proyecto 63 saben a lo que me refiero) asi que no solo me vi con la misma ropa sino con mucha menos ropa que con la que comencé este año, por lo que sabía que tenía que ponerme creativa ya que después de ver los precios (y la calidad) de ropa y accesorios y comparando eso con un sueldo mínimo me parece altamente ofensivo que un vestido  cueste tres cuartas partes de un sueldo, no se ustedes, pero eso en mi cabeza carece de la mas mínima lógica.

Así que poco a poco, mientras vendía mis prendas iba viendo y curioseando en otros garajes online y como diría mi abuela  ” en esta tierra del señor hay para todos” la gente, literal, vende lo que sea y muchas veces a precios baratísimos, en este tema no me quiero alargar mucho porque justo estoy esperando un par de cositas que compré y que me llegarán la semana que viene, cuando tenga todo les haré un post contándoles todos los pormenores y mi experiencia con los garajes online.

Creo que el asunto de la ropa es muy personal, uno decide si la moda es un aspecto importante en su vida y no, y si lo es o no es igual de valido; en mi caso es algo que no me obsesiona pero me encanta, soy diseñadora gráfica, pinto, me atraen los colores, las formas y las texturas de todo, mis dos abuelas coses, crecí entre idas a tiendas de telas y asomada en la mesa de las maquinas de coser de mis abuelas y mi madre, apenas y se pegar un botón pero la ropa, no, mas bien, la costura ha sido un tema importante dentro de las mujeres de mi familia, por lo que en mi memoria emotiva la ropa y en especial los vestidos me recuerdan a los momentos felices de mi niñez.

Y bien ¿Qué hacer? Hay quienes sí, pero yo no estoy dispuesta a someter ni mi sueldo ni ningún otro a los ridículos precios de algunos establecimientos, he estado investigando y he encontrado a diseñadores emergentes que confeccionan piezas hermosas a muy buen precio, tiendas de prendas de segunda mano y los antes mencionados garajes online son buenas opciones.

¿Ustedes que opinan de este tema? ¿Hay otra blogger que me lea y tenga uno opinión al respecto? Me gustaría saber.

Abrazos.

Diana.

2 comentarios:

RackmyWorld dijo...

Estamos en la misma situacion, tambien soy fashion blogger de Mérida y creo que es un abuso los precios que tienen algunos o la mayoria de los establecimientos, no es posible que un vestido o un par de zapatos cueste 1 sueldo minimo sino es mas. Es una locura y no comparto la idea de gastar el poco dinero de esa manera.

Debo opinar que no todas las marcas venezolanas emergentes venden económico (algunas si), pero he visto prendas de diseño venezolano (que no son marcas muy conocidas) igual de costosas que una prenda importada. Es totalmente decepcionante.

Sin embargo lo que debemos hacer las fashion bloggers que no somos millonarias es buscar y buscar donde podemos comprar accesible y las opciones son las que ofreces anteriormente, es la unica manera!

Besos, Gi

www.rackmyworld.blogspot.com

Sakura Hye Park dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo; creo que, lo peor de todo, es que incluso para el Venezolano del día a día es dificil conseguir la ropa que necesita sin tener que sacrificar otra cosa que igual y quería comprar, es una especie de tomalo o dejalo, y muchos de nosotros no tenemos opción más que dejar de comprar muchas cosas que nos gustan o sacar de acá para poner allá.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...